sábado, 8 de agosto de 2015

Chichen Itzá

El segundo día en Yucatán salimos de Mérida rumbo a la zona arqueológica de Chichen Itzá que se encuentra a 120 km de la capital.

Tomamos la carretera federal 180 como si fuéramos rumbo a Cancún. Desde el inicio del viaje teníamos la idea de usar la carretera libre, pero al final nos decidimos por la de cuota, me parece que pagamos $80.
De regreso si usamos la carretera libre y me pareció que está en buenas condiciones, además se ven más poblados a los lados de la carretera. Así que hubiera sido una buena opción usar la carretera libre desde la ida.


Antes de llegar a la zona arqueológica se encuentra un poblado que se llama "Pisté". Ahí nos detuvimos a comer algo porque no habíamos ni almorzado.

Yo pedí unos "panuchos"


Los panuchos, además de lo que se ve en la imagen, también llevan pavo o cochinita. Yo pedí que no llevaran, sin embargo probablemente estaban guisados en manteca de cerdo.



Dicen que Chichen Itzá es la ciudad maya más famosa del mundo; además desde el 2007 se convirtió en una de las 7 NUEVAS MARAVILLAS DEL MUNDO.
Hay muchísimos turistas y de las zonas arqueológicas que visitamos es la que tiene el costo de entrada más alto. Además ponen algunas trabas para usar las credenciales que en otras zonas arqueológicas si son válidas (los estudiantes, maestros o personas de la tercera edad tienen el acceso libre).

Por eso yo recomendaría ir en domingo porque el acceso es libre para los mexicanos y residentes; el inconveniente es que si en cualquier día de la semana hay mucha gente, seguramente en domingo habrá muchísima más.

Otra cosa que no me gustó es que hay muchos vendedores dentro de la zona arqueológica. Me pareció que para todo quieren hacer negocio estos vendedores, pues, por ejemplo a la media hora de que habíamos llegado comenzó un aguacero y las bolsas de plástico grandes que se usan para la basura las estaban vendiendo hasta en $50 para usarlas como impermeables.

En fin, estoy de acuerdo con muchas recomendaciones de viajeros: Es mejor visitar Uxmal que Chichén Itzá. Pero como nos dijo una persona que nos recibió en el aeropuerto: "Si vienes a Yucatán y no vas a Chichén Itzá, es como si no hubieras venido".


Pero las cosas negativas se compensan con poder admirar la Pirámide de Kukulkán.



Y literalmente fue lo poco que pudimos admirar de esta zona arqueológica porque esas nubes indicaban que se acercaba la lluvia.


El juego de pelota.


Detalle de una serpiente emplumada.


Y como comenzó a llover muy fuerte y no llevábamos impermeable tuvimos que dejar Chichén Itzá.

P. D. Si viajan a Yucatán, lleven impermeable para cualquier emergencia.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adiós, Yucatán...

Últimas horas en Mérida. El hotel donde nos hospedamos durante una semana fue el hotel Hacienda Inn Aeropuerto; nos dejó una buen...